Beneficios de la Terapia de Quelación

El tratamiento en medicina alopática es la cirugía, especialmente los bypass de las arterias coronarias del corazón. Aunque este tratamiento puede ser en determinadas circunstancias la mejor opción, la terapia de Quelación puede evitar hasta en un 80% la cirugía del corazón. Incluso la Quelación está indicada como tratamiento previo y posterior a este tipo de cirugía ya que contribuye a aumentar las posibilidades del éxito quirúrgico. Muchos pacientes con estados avanzados de ateroesclerosis y con insuficiencia arterial coronaria son tratados con terapias de Quelación con beneficios comparables a la angioplastia y el bypass quirúrgicos.

Hay una enorme diferencia en riesgo entre una cirugía cardíaca y una Quelación. Aparte de que la cirugía en el mejor de los casos solo ayudará a mejorar transitoriamente la circulación de las arterias dañadas del corazón y no al resto de los vasos sanguíneos en el organismo, esto lo hace la terapia de Quelación. También hay que considerar que el bypass cardíaco estadísticamente funciona por algunos meses ya que un buen porcentaje de pacientes vuelven con las molestias previas a la cirugía. Los resultados positivos de la Quelación perduran por muchos años.

Algunos otras enfermedades también se benefician tales como Insuficiencia vascular cerebral, oclusión arterial periférica, y enfermedades cardiovasculares en general, además ayuda a eliminar niveles altos de colesterol y otras grasas del sistema circulatorio.

Algunos otras enfermedades presentan alivio de sus síntomas con las terapias de Quelación, como el caso de Artritis Reumatoide, Osteoartritis, Enfermedades vasculares del colágeno, Esclerosis Múltiple, así como en algunos casos ayuda a que su progresión sea más lenta, como en la Enfermedad de Alzhéimer.

Cuantas veces se lleva a cabo la Quelación

La terapia por Quelación es una serie de tratamientos que consiste usualmente de 20 a 50 infusiones intravenosas, de acuerdo al estado de salud de cada paciente. El número requerido promedio para beneficio definitivo en pacientes con síntomas de obstrucción arterial es de 30 tratamientos. Eventualmente algunos pacientes reciben hasta 100 o más infusiones.
Cada tratamiento lleva de 2 a 3 horas y los pacientes normalmente reciben uno, dos o tres tratamientos por semana. En un tiempo razonable de tratamiento, se detiene el progreso de la afección debida a daño por Radicales Libres, que es la condición fundamental para desencadenar el desarrollo de Arterioesclerosis y de muchas enfermedades degenerativas relacionadas con el envejecimiento, brindando al organismo tiempo para recuperarse y restablecer el flujo sanguíneo a través de los vasos afectados. Con el tiempo, este tratamiento produce notables mejorías en muchos procesos Metabólicos y Fisiológicos del organismo. El proceso de regulación del Calcio y del Colesterol, se restaura gracias a la normalización de la química interna de las células.