• MEX: (664) 683-5255 / From USA: (619)567-6288

La Proloterapia es un tratamiento para aliviar o curar el dolor originado en articulaciones, discos intervertebrales, tendones, ligamentos, músculos y sus inserciones.

Es una palabra compuesta de prolo, que significa proliferar, regenerar, hacer más y terapia, tratamiento. También se le ha llamado por los nombres de terapia de inyecciones proliferativas o terapia proliferativa o regenerativa, el nombre más reconocido y usado es el de Proloterapia.

Sí, la cuna de la Proloterapia es Chicago, donde se inició en la década de los 50’s con el Dr. Hackett, seguida por el Dr. Hemwall en los 70`s y el Dr. Hauser en los 90’s. Otros lugares son Madison a través de la Universidad de Wisconsin y la Fundación Hacket-Hemwall presidida por el Dr. Jeff. Paterson, mi maestro y Mary Doherty.

Es un tratamiento inyectado, hay que inyectar las inserciones o uniones de ligamentos, tendones, músculos y cápsulas articulares a los huesos.

No, los Proloterapistas no usamos cortisona en ningún caso en nuestras inyecciones, de hecho está demostrado que la inyección de cortisona debilita los ligamentos y las inserciones tendinosas, también inhibe el crecimiento de cartílago articular.

Se aplican soluciones no-farmacológicas, no activas o que se biotransformen. La solución estándar es la mezcla de Dextrosa, lidocaína, y solución salina al 0.9% para lograr diluciones del 10 al 50% que el Médico Proloterpista decidirá de acuerdo a su valoración clínica. En ocasiones se pueden agregar , morruato de sodio, sales o vitaminas. La dextrosa está aprobada por la FDA (food and drug administration) como una substancia regeneradora de elementos que contengan colágeno desde el año 2009. Algunos Proloterpistas podrán aplicar Plasma enriquecido con plaquetas (PRP), es una buena opción cuando la Proloterapia tradicional no funciona; es más compleja; se obtienen plaquetas, factores de crecimiento y unas cuantas células madre de tu propia sangre mediante un proceso de centrifugado.

Fortaleciendo o regenerando las inserciones. Las estructuras anatómicas, en sus uniones, con el tiempo(edad), sobreuso, traumatismos, alteraciones posturales, y factores genéticos pierden su fuerza o tensión, Las inserciones (entesis) tienen poca circulación y su reparación, cuando se lesionan, puede no ser la óptima, llevando a una laxitud ligamentaria, estas zonas de inserción están ricamente inervadas por transmisores nerviosos, de posición y dolor, entre otros, La laxitud o debilitamiento de las inserciones lleva a inestabilidad articular, dolor, y a un desgaste de dicha región.

La Proloterapia refuerza o fortalece estas estructuras mediante la proliferación de células, tensando y estabilizando el segmento, reduciendo o eliminando el dolor, mejorando el movimiento y la función. Se ha demostrado también en estudios reconocidos que también puede producir regeneración del cartílago, meniscos y discos intervertebrales. La Proloterapia estimula a nuestro sistema inmunológico para que alivie la zona dañada.

La inflamación es un proceso, entendido como una serie de reacciones bioquímicas, que nuestro cuerpo utiliza cuando se repara, se cura y se defiende de las enfermedades y de las agresiones, en ocasiones esta inflamación no logra la reparación completa y permanece una inflamación crónica que no tiene capacidad curativa pero que sigue dando síntomas como el dolor, la hinchazón y la limitación de la movilidad o la función. La Proloterapia re-inicia este proceso inflamatorio curativo al producir una irritación controlada en los tejidos dañados.

Se aplica un poco de anestesia en la piel lo cual hace el procedimiento muy tolerable, se utilizan agujas muy delgadas. Sin embargo el procedimiento implica inyectar en ocasiones varias o muchos puntos de dolor.

Un Proloterpista experimentado hará que el procedimiento sea bien tolerado. Si el procedimiento es muy doloroso o la persona muy sensible podrá detenerse en cualquier momento. Algunas veces será necesario dar un poco de sedación al paciente.

Es muy segura en manos de un Médico entrenado y con experiencia, es más riesgoso tomar una aspirina o un anti-inflamatorio para ciertos pacientes o por tiempo prolongado. En las reuniones y cursos de Proloterapistas que han inyectado cientos de miles de pacientes no se ha reportado ninguna complicación seria, en Honduras se realiza una Brigada anual desde 1969 donde se inyectan más de 3000 pacientes y en la brigada de Guadalajara otros 1000 cada año, nunca ha habido complicaciones importantes. Sin embargo, es un procedimiento inyectado y algunas inyecciones son profundas, como cualquier otro procedimiento médico existen ciertos riesgos en algunos pacientes y en algunos casos está contraindicada.

Pacientes tomando coumadina u otro tipo de anticoagulantes o antiagregantes plaquetarios deberán suspenderlo por lo menos 48 horas antes del procedimiento si el problema por lo que los toma lo permite. Los pacientes tomando aspirina protect de 80 a 100 mg por día pueden recibir Proloterapia sin problema. </

Se recomienda suspender los anti-inflamatorios, en especial si tiene mucho tiempo tomando ya que interfieren con la respuesta inmunológica que se requiere para la completa acción de la Proloterapia. Otros medicamentos no se contraponen con y debe seguir tomándolos.

Sí. Otros tratamientos como Terapia Física y Rehabilitación, Acupuntura, masaje suave o tratamientos para otras enfermedades no interfieren con la Proloterapia. Evitar las manipulaciones quiroprácticas vigorosas.</

Sí se puede aplicar sin problema. La Dextrosa es una azúcar, y aunque se inyecta concentrada, la cantidad total es poca, si comparáramos con el azúcar de mesa correspondería a media cucharita.

En el año del 2010 la Dextrosa inyectada hiperosmolar fue aprobada por la FDA (Food and Drug administration) como agente estimulante de la regeneración de colágeno y cartílago. Tiene también propiedades de intercambio iónico, es por eso que al inyectarse produce una deshidratación de las células en esa región, irritando y produciendo un nuevo proceso inflamatorio curativo. Actualmente se usa con más frecuencia el Plasma Rico en Plaquetas (PRP) y las Células Madre Mesenquimales de su propia grasa o de su médula ósea.

En promedio son 4 sesiones de tratamiento y pueden aplicarse entre una a seis semanas, es decisión del Médico cuantas y el intervalo.

En promedio 9 de cada 10 pacientes tienen mejoría importante o alivio total y permanente de su dolor. Hay buenos y malos candidatos, un buen candidato es alguien que no tiene lesiones permanentes, y un sistema inmunológico vigoroso, por ejemplo un persona sana con una lesión en tendones. Una persona mayor, fumadora, con problemas inmunológicos y con una artritis severa no es tan buen candidato. Los dos casos mejorarán, pero el grado de mejoría será diferente. Algunos pacientes mejoraran desde la primera aplicación, pero lo más común es que la mejoría notable sea después de la tercera aplicación.

El Dr. Nicolás Osuna Aguilasocho puede inyectar pacientes de todas las edades, aunque en niños es raro necesitar estos tratamientos, hay algunos problemas que se pueden beneficiar con la Proloterapia. También en ancianos frágiles podemos aplicarla con seguridad. En personas con sobrepeso o muy sensibles al dolor y temor a las agujas tenemos técnicas especiales.

Se puede dar una aproximación pero cada paciente y cada doctor es diferente. Dependiendo de la región los precios pueden ir desde el equivalente a 200 a 600 us dólares. La utilización de plasma enriquecido con plaquetas eleva el costo hasta 2,000 a 3,000 us dólares, en México se cobra la equivalencia en pesos. Algunos casos en que el procedimiento sea guiado con ultrasonido o requiera algún método especial puede elevar el costo. En comparación con otros procedimientos/cirugías, se considera con una relación costo/beneficio muy alta.

Algunos seguros de gastos médicos en México se han dado cuenta de los beneficios de la Proloterapia y de los ahorros que un tratamiento como este les reporta, al compararse con el pago de medicamentos anti-inflamatorios y analgésicos durante años, o de procedimientos costosos en casos de dolor crónico, o en cirugías para el dolor articular. Se llena un informe médico reportándola como infiltración con Proloterapia, se presenta a la compañía de seguros y se solicita su pago, algunas de ellas, la mayoría, la pagan sin problema.

Algunas cirugías pueden evitarse usando la Proloterapia, en especial aquellas que se realizan para control de dolor articular, en tendones o de columna para hernias de disco. La Proloterapia es un tratamiento no quirúrgico para resolver su problema de dolor. Hay pacientes que aunque requieran cirugía no pueden o no quieren operarse por diferentes razones, la Proloterapia puede ser una opción de alivio importante sin los riesgos y costos de una cirugía mayor.

Son dos cosas totalmente diferentes y opuestas, . La Proloterapia se trata de reconstrucción y regeneración en forma natural, La cirugía generalmente es para quitar tejido dañado o sustituirlo por elementos metálicos, plásticos o injertos, en ocasiones sin control adecuado del dolor. La Proloterapia está libre de efectos colaterales y complicaciones, mientras en la cirugía hay muchas variables que representan riesgo posible. La Proloterapia es de bajo costo, la cirugía es siempre más costosa.

El tiempo de recuperación y/o de rehabilitación será siempre rápido en Proloterapia, una cirugía requerirá semanas o meses para su total recuperación o rehabilitación. La Proloterapia es tan segura que se realiza en el consultorio. En la Proloterapia no necesitas alguien que te cuide o te asista. La Proloterapia no requiere el uso de drogas o medicamentos, los estudios de laboratorio y rayos X son mínimos, mientras en la cirugía usarás medicamentos y drogas varias y estudios sofisticados.

El dolor conocido como “ciática”, que se corre a una pierna o las dos puede ser originado por irritación de las raíces nerviosas que salen de la columna por diversas causas o por debilidad de los ligamentos que unen la columna a la pelvis, Este es uno de los problemas que la Proloterapia puede aliviar con mayor éxito y rapidez, aún en aquellos pacientes que tienen años de padecerlos, aún con discos rotos o degenerados.

Muchos de los dolores de cabeza tienen origen en la columna cervical, la debilidad de sus articulaciones o ligamentos y los problemas de discos intervertebrales produce inestabilidad que se manifiesta con dolor en cuello, hombros y cabeza, puede irse a la región del oído o al alrededor de los ojos, puede acompañarse con músculos rígidos, sensaciones de hormigueo en brazo o dedos; La Proloterapia funciona en forma extraordinaria en la mayoría de los casos de estos dolores, evita la cirugía y recuperas la función y calidad de vida.

La A.R. es una enfermedad sistémica, es decir está en la sangre, es una falla de nuestro sistema inmunológico, La Proloterapia no puede curar la Artritis Reumatoide pero los pacientes con A.R. también desarrollan osteoartrosis o artritis degenerativa y la Proloterapia puede ayudarles mucho al control del dolor; en articulaciones afectadas por la A.R. también se puede usar la Proloterapia, el resultado final es que los pacientes se controlan con menos medicamentos.

Si tienes un dolor en articulación, ligamento, músculos o tendones y puedes señalar el o los lugares o puntos dolorosos con tu dedo seguramente eres candidato a mejorar con la Proloterapia, También si durante el movimiento, al cargar un objeto o estar de pie tienes dolor la Proloterapia puede ayudarte.

Si tienes un dolor en articulación, ligamento, músculos o tendones y puedes señalar el o los lugares o puntos dolorosos con tu dedo seguramente eres candidato a mejorar con la Proloterapia, También si durante el movimiento, al cargar un objeto o estar de pie tienes dolor la Proloterapia puede ayudarte.

Por desgracia la Proloterapia no se enseña en las escuelas de Medicina, sólo se enseña en las residencias de especialidad en algunas Universidades en Estados Unidos, Dado que es una habilidad clínica y requiere de mucha práctica, su aprendizaje toma tiempo, esfuerzo y es costoso. El poco interés comercial de las grandes compañías farmacéuticas y de equipo o compañías del negocio médico ha detenido su difusión en la comunidad médica, con mayor razón porque al resolverse el problema disminuye el uso de medicamentos, radiología, cirugías y hospitalizaciones. Si un médico opina que la Proloterapia no funciona, es que no ha leído o no se ha informado adecuadamente, Respeta al médico que te dice que desconoce el procedimiento y por lo tanto no puede opinar al respecto.

No es experimental. La Proloterapia tiene años de ser aceptada en la práctica médica común de muchos médicos que manejamos problemas de dolor, tiene el apoyo de cientos de artículos científicos y la prueba del tiempo pues hace más de 50 años que se utiliza ampliamente. Hay médicos en famosos Hospitales y Universidades americanas como U. Harvard, U. De Wisconsin U. De Chicago, U de Florida, U de Kansas, U de California, U de Texas. Se siguen realizando investigaciones que son presentadas en los congresos de Proloterapia.

The Hacket hemwal Foundation y The American Association of Orthopaedic Medicine son las dos principales asociaciones involucradas intensamente con la Proloterapia.

Las estructuras tratadas con Proloterapia son fortalecidas y logran funcionar adecuadamente y con menos o sin dolor, sin embargo son estructuras que ya sufrieron un daño y están reparadas, siempre tendrán que cuidarlas. La duración de la mejoría con la Proloterapia dependerá de muchas variables como la edad, el tipo de lesión, el tiempo de evolución, el grado de degeneración, la intensidad de uso y abuso del segmento tratado, el nivel de actividad física o deportiva, si ya fue operado o no, el peso, la fuerza muscular, la postura, otras enfermedades como diabetes o problemas inmunológicos, etc. etc.

En algunos pacientes sí habrá una curación permanente, en otros puede haber recaídas, habitualmente de menos intensidad. Puedo decirles que el efecto de la Proloterapia en la mayoría de los casos durará largo tiempo, su duración será de años. Si hay recaídas se puede poner un refuerzo en cualquier momento. En pacientes que no completan 4 sesiones de Proloterapia hay más probabilidades de que el efecto dure menos tiempo.

Médicos entrenados por la Universidad de Wisconsin de Estados Unidos, la Hacket Hemwall Patterson Foundation, el Colegio Mexicano de Proloterapia A.C. por el doctor José Eleazar Calderón de la Fuente.

Las asociaciones mencionadas (AAOM y HHF ) tienen cursos formales, teóricos y prácticos, es una buena forma de iniciar su entrenamiento en Proloterapia.