• MEX: (664) 683-5255 / From USA: (619)567-6288

Ozonoterapia

El ozono es una molécula derivada del oxígeno, la cual existe de manera natural, formando la famosa capa de ozono, que nos protege de los rayos ultravioleta y permite el equilibrio ecológico.

En la actualidad existen equipos especiales para generarlo, que transforman el oxígeno (O²) en ozono (O³). Inicialmente se utilizó como germicida, por su alto potencial. Éste mata virus, bacterias, hongos y esporas.

El ozono es utilizado para aliviar el dolor, y este proceso lo podemos observar en tres pasos: Primero alivia el dolor de manera instantánea, como si se tratara de un anestésico local, después se activa el efecto antioxidante y se produce un poderoso proceso desinflamatorio y, por último, se da un efecto de regeneración tisular.

Concepto

El ozono es una molécula de tres átomos de oxígeno que no es una forma estable oxígeno, el ozono existe en forma natural en las altas capas de la atmósfera y que fue descubierto en 1840.

Inicialmente se empleó como germicida, por su alto potencial. Para su aplicación en medicina (ozonoterapia) se produce a partir de oxígeno medicinal, mediante generadores capaces de graduar concentraciones.

La ozonoterapia es el uso del ozono en el organismo humano, mediante diferentes técnicas, con fines terapéuticos. Se inició en Alemania durante la Primera Guerra Mundial, para desinfección de heridas.

En los últimos 20 años se realizaron estudios en la antigua Unión Soviética y actualmente en Cuba, en donde se han descubierto muchas aplicaciones, como es fácil de comprender cuando se ve los efectos tan positivos que tiene sobre el metabolismo.

Efectos

La ozonoterapia también conduce a una mejoría significativa general de muchos procesos fisiológicos del organismo, mejorando la calidad de vida y capacidad de trabajo.

Igualmente compensa y retarda el deterioro que se va produciendo en el organismo con el envejecimiento.

Sus efectos son también duraderos en el tiempo.

Enfermedades en la que se aplica la Ozonoterapia:

Acne Ansiedad Artritis
Artrosis Asma Atrofia del nervio Óptico
Cáncer Celulitis Cirrosis Hepática
Colitis Ulcerativa Contractura muscular Coxoartrosis
Deficiencia Inmunológica Tendinitis Trastornos de Memoria
Trocanteritis Tromboangitis Ulcera gastroduodenal
Ulceras Varicosas Vitíligo Enfisema Pulmonar
ECV Enteritis Envejecimiento cutáneo
Esclerosis múltiple Espolón calcáneo Estrés
Gastritis Glaucoma Glomérulo nefritis
Gonoartrosis hemofilia Hepatitis Crónicas Hernia Discal
nsuficiencia Renal Crónica (IRC) Insuficiencia Renal Aguda (IRA) Insuficiencia respiratoria
Insuficiencia Venosa y Arterial Lupus Eritematoso Sistemico (LES) Manchas
Microvarices Nefropatía diabética Parkinson
Pie diabético Poli neuropatía Psoriasis
Retinopatía diabética Retinopatía trombótica Retinosis Pigmentaria
Rinitis Sascroileitis Síndrome de Hipersensibilidad
Síndrome Demencial Síndrome Facetario Sinusitis